AutoReporte.com.ar

El Portal de la Industria Automotriz®

Salón Internacional del Automóvil Buenos Aires 2011

 

Nuestros Tests

Los Autos que se Vienen

Presentaciones en la Argentina y el Mundo

Noticias de Empresas

Consejos de Manejo Defensivo

Neumáticos

Consejos legales

Links

Concept Cars

 

Certificado de calidad Doble U

 

Escríbanos

 

 

 

© AutoReporte.com.ar

1999/2011

 

Auto Reporte Producciones

bullet

Historia de Marcas

FIAT

 

Escudo que utilizara FiatLa historia de Fiat está escrita en la cualidad de su tecnología y de sus productos, en la amplia diversificación de su producción, en su suceso comercial y en la presencia en mercados de todo el mundo. Pero la historia de Fiat se identifica en larga medida con la economía italiana, con el desarrollo industrial de un país que ha sabido ser protagonista de la escena económica mundial.

 

La Fiat (Fabbrica Italiana Automobili Torino) fue fundada en 1899 por un grupo de inversores -entre ellos Giovanni Agnelli- que supieron aprovecharse de la creatividad y del clima social favorable que caracterizaba a Turín en aquéllos años: ciudad que se presentaba como un laboratorio de innovaciones, sobre todo en el campo de la industria.

 

Los vehículos Fiat supieron imponerse rápido, no sólo en el mercado italiano sino también en el internacional, destacándose como producto de lujo destinado a una elite de consumidores. Mientras tanto, la marca se afirmaba en las competencias automovilísticas, de la mano de corredores como Lancia, Storero, Miller y Nazzaro.

 

A principios de siglo Fiat abría agencias de venta e instalaba fábricas en el exterior, como por ejemplo la planta de Poughkeepsie, inaugurada en Estados Unidos en 1909.

 

Al mismo tiempo, ampliaba su campo de actividades dando impulso al desarrollo industrial, teniendo presencia en el sector automotriz, tractores, trenes, motores marinos y aéreos.

 

Fábrica de LingottoAquí entraba la estrategia de Giovanni Agnelli, que pensaba cómo potenciar la estructura productiva. Nació así el proyecto de Lingotto, el mayor complejo automovilístico de su época en Europa, que entró en funcionamiento en 1922. Un proyecto guiado de una precisa intención de transformar el automóvil de un producto de elite a un producto accesible para un público mayor de consumidores. Ello basado en la implementación de la línea de montaje.

 

En 1932 se realiza el Balilla, del cual se produjeron 113.000 unidades y, en 1936, el Fiat 500 (la mítica Topolino), el utilitario más pequeño del mundo que fuera proyectado por Dante Giacosa y producida en 519.000 unidades entre 1936 y 1955.

 

La dificultad sobreviniente de la mano de la segunda guerra mundial frenó el desarrollo de este modelo y el senador Agnelli -que falleció en 1945- no llegó a ver la gran expansión que se produjo en la posguerra, esta vez de la mano de su primer colaborador, el nuevo presidente Vittorio Valletta.

 

Contribuyó con la expansión el establecimiento de Mirafiori, inaugurado en 1939 con la intención de conseguir ampliar la producción.

 

Fiat BalillaValletta estaba convencido de que Italia tenía enormes perspectivas de crecida industrial. Ocurría que la Fiat producía vehículos pequeños y de poca cilindrada al alcance de todos, contra lo que hacían las grandes marcas americanas.

 

Luego de la segunda guerra, en 1948, nacieron los modelos Fiat 500 B, 1100 B y 1500 D, mientras que un año más tarde se introdujo la 500 C, la 1100 E y la 1500 E.

 

En los años '50 entró en producción el 1400, auto con carrocería autoportante que en 1953 se convertiría en el primer auto italiano en ofrecer una versión diesel. El mismo año salía de Mirafiori la 1100/103 berlina y la 103 TV convertible.

 

Es en la mitad de esta década cuando los pequeños Seicento e Cinquecento cambiaron el rumbo del país, haciendo que el auto fuera un bien disponible para todos. Fabricados un millón de ejemplares, estos utilitarios familiarizaron a los italianos con la nueva realidad del automóvil, siendo el símbolo mismo del "milagro económico" y de la transformación industrial. Diez años después nacía el 850, un nuevo utilitario del que se produjeron 3 millones de ejemplares.

 

Fiat 500 "Topolino"En 1966 Giovanni Agnelli, nieto del fundador, llegaba a la presidencia de la sociedad con una serie de iniciativas que reforzarían la presencia internacional.

 

El mismo año se firma el acuerdo Fiat/URSS para la realización del complejo automovilístico VAZ en Togliattigrad, dispuesto a producir 2000 unidades por día (modelo 124).

 

Y mientras la gama de autos crecía, desde el Dino hasta modelos 128, 130, 127, 126 producidos en diversas versiones, la Fiat tenía presencia en Polonia, Rusia, Brasil llevando la técnica automovilística italiana (también a través de marcas incorporadas como Autobianchi y Lancia) y un diseño industria único en el mundo.

 

Fiat SeicentoAl mismo tiempo, pese a la crisis petrolífera de los años '70, se apuntaba a la innovación de los productos y de los procesos productivos, que debían llevar a un nuevo modo de "hacer el auto". El Ritmo, lanzado en 1978, constituyó un avance en el sistema productivo, inaugurando un revolucionario sistema automatizado denominado Robogate.

 

El Uno, aparecido en 1983, representó un auténtico símbolo de la renovación de Fiat Auto, ya que incluía innovaciones en la electrónica, el uso de materiales alternativos y la adopción de un motor "limpio", el FIRE 1000.

 

La estrategia de renovación se extiende a la política industrial: en 1986 Fiat Auto adquiere Alfa Romeo.

 

Así nace el Alfa 164, al que seguirían algunos modelos que lograron conquistar al "Alfista", entre ellos el 156 presentado en 1997 que fuera ganador del premio "Auto del Año".

 

Al inicio de los '90 se acentuaba la exigencia de ampliar el radio de acción, dando vida a modelos proyectados para un mercado vasto y más competitivo. Este concepto estratégico toma forma con el Punto, lanzado en 1993, que fue pensado como auto medio europeo centrado en las expectativas del cliente.

 

Pero como se ha visto, Fiat no ha significado sólo automóviles. En el curso del tiempo ha desarrollado actividades múltiple: desde máquinas para agricultura hasta la aviación, desde vehículos industriales hasta medios y sistemas de producción.

 

En el sector ferroviario -particularmente- opera desde 1917: desde la primera locomotora diesel eléctrica del mundo (producida en 1922), al primer tren de altura variable, cuyo prototipo sale en 1969.

 

El tren ETR 401, de 250 km/h -llamado Pendolino- entra en servicio en 1975 sobre las redes ferroviarias italianas y españolas y constituye, aún hoy por la innovación aportada, un punto de partida para el transporte ferroviario, tanto que sería adoptado en muchos otros países.

 

Tractor Fiat 411REn 1919 se lanzó la 702, primera "máquina para la tierra" construida por Fiat, demostrando su voluntad de estar presente en la realidad agrícola italiana. Una voluntad reafirmada en 1939 con el modelo 40 Boghetto, primer tractor "grande" para arado. Y, casi por contraste, con el pequeño tractor Fiat 18 (1956), definido como "el utilitario del campo", que será la base de la nueva agricultura motorizada.

 

En los '60 vendría la expansión de la gama y del mercado, con la afirmación de la Serie "Diamante" y "Nastro d'Oro", mientras, en el decenio sucesivo, el sector se reforzaría con la adquisición de Laverda, Hesston, Agrifull y, en 1984, la Braud, ofreciendo a los agricultores una línea completa de alta tecnología. Hoy el sector "Máquinas para la agricultura y la construcción" está presente con la marca New Holland, abarcando Europa, Norte América, Africa, Asia y Brasil.

 

wpe4D.jpg (7991 bytes)En el sector aeronáutico Fiat lanzó su marca. En 1908, en los albores de la aviación, nacía el primer motor, el Fiat SA 8/75. Pero es con la serie G -proyectado por el Ing. Giuseppe Gabrilli- que se toma el paso decisivo en la construcción aeronáutica: el caza a reacción G 91 venció en el concurso de la OTAN de 1955 y seguidamente fue adoptado por diversas fuerzas aéreas. Se inició así un período de colaboraciones en el más alto nivel del campo mecánico: Rolls Royce, General Electric, Pratt & Whitney, Aerospatiale son algunos de los socios para el proyecto y desarrollo de nuevos productos. Fruto significativo de esta sinergia fue el Tornado, cuyo primer vuelo se realizó en 1974.

 

Todos estos elementos de diversificación que caracterizan la historia de Fiat, han contribuido al suceso de la estrategia de la globalización, que la economía siempre ha perseguido.

 

La presencia en el mercado de todo el mundo, que califica la política del Grupo Fiat, se ha proyectado hoy a países como la India y China en Asia o Argentina y Brasil en América Latina, todo ello resultado de una evolución que siempre ha tenido al mercado internacional como una barrera a superar y vencer.

 

Diego Melfi